26 de febrero: “Sed misericordiosos, no juzguéis, no condenéis, perdonad, dad” (Lc 6,36-38)

Señor Jesús, buenos días.
Una semana más abrimos los ojos,
nos ponemos en marcha,
miramos al mundo
y disponemos nuestro corazón para desgastarlo dándolo.

Hoy tu Palabra nos pide
que seamos misericordiosos como el Padre,
que nadie se vaya de nuestro lado
sin haber encontrado misericordia
en nuestra mirada y en nuestras acciones.
Hoy tu Palabra nos pide que no juzguemos,
que seamos empáticos,
que sintamos con los otros,
que seamos compasivos.
Hoy tu Palabra nos pide
que no condenemos a nadie
sino que creamos en las posibilidades de los otros,
que seamos capaces de leer las razones del corazón no sólo de la razón.
Hoy tu Palabra nos pide
que perdonemos como tú nos perdonas a nosotros,
sin chantajes, sin amenazas, sin recuerdo.

Señor Jesús y si así vivimos
una medida generosa, colmada, remecida y rebosante se nos verterá.
Por eso hoy te presentamos este día
y te pedimos que nos hagas como tú quieres que seamos:
bienaventurados en misericordia y en misericordia, bienaventurados.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias