19 de febrero: “Porque tuve hambre, tuve sed, fui forastero, estuve desnudo, enfermo, en la cárcel y…” (Mt 25, 31-46)

Señor Jesús,
al inicio de esta nueva semana que la vida nos regala
nos encontramos ante este fragmento de tu evangelio
tan claro, tan definitivo y tan rotundo.
Y nosotros, como los personajes del mismo,
nos preguntamos cuándo hemos hecho algo por los que pasan hambre,
por los que tienen sed, por los forasteros,
por los desnudos, los enfermos
y los que están en la cárcel. ¿Cuándo?

Señor Jesús,
comenzada ya la cuaresma,
es tiempo oportuno para dedicarnos espacio y tiempo
para confrontar nuestra vida y nuestras obras con tu Palabra.
Es tiempo idóneo para descubrir si estamos siendo o no
signos vivos de tu reino en medio del mundo.
Es tiempo privilegiado para saber si tenemos algo que ver
con lo que nos pides o si seguimos en nuestras cosas,
a nuestro ritmo, echando balones fuera…

Señor Jesús,
haznos ver qué quieres de nosotros.
Indícanos el camino que lleva al compromiso por la justicia,
al embarrarnos por las causas de los más desfavorecidos,
al descubrir el hambre y la sed de los hombres y mujeres de nuestro entorno,
al acoger al forastero,
al vestir al desnudo,
al visitar al que está enfermo y al que está en prisión.
Humaniza nuestro corazón.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias