7 de febrero: “¿No comprendéis?” (Mc 7,14-23)

Por vosotros me encarné,
me hice hombre como vosotros, trabajé y caminé por vuestros caminos,
recé en vuestro templos y asumí vuestra cultura como mía,
vuestras tradiciones, vuestras costumbres… ¿No comprendéis?

Por vosotros dije sí al proyecto del reino y salí a buscaros,
me subí a vuestras barcas, os llamé para que me siguierais,
acompañé vuestros pasos, os desvelé los secretos de las Escrituras,
por medio de la Palabra os hice mi familia
y juntos formamos un Pueblo en marcha,
seductor y revolucionario… ¿No comprendéis?

Por vosotros anuncié la Buena Nueva allí por donde pasaba,
desmonté los negocios construidos a costa de la religión,
denuncié las injusticias, restituí la dignidad de las mujeres,
sané, bendecí, enseñé el poder inagotable del amor al prójimo,
os mostré el rostro auténtico de Dios… ¿No comprendéis?

Por vosotros fui engañado, vendido, apresado,
enjuiciado injustamente,
condenado sin motivos y clavado en una cruz…
y por vosotros resucité de entre los muertos
y os mostré el poder de la VIDA por encima de cualquier otra cosa.

Por eso hoy, por vosotros,
os pido que no descuidéis vuestro corazón.
Nada de lo que hay fuera puede destruirlo
si comprendéis que yo habito en él.
Hacedme hueco.
Así os lo pido.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias