1 de febrero: “Les encargó que llevaran para el camino sandalias, un bastón y nada más” (Mc 6,7-13)

Señor Jesús,
qué bien suena tu palabra.
Cuánta sencillez se advierte en tus palabras
¡y qué difícil es vivir con lo puesto,
vivir desapropiados, ser pobres de no tener.

Señor,
hoy mi oración es precisamente para pedirte
que me hagas un creyente sencillo,
no apegado a las cosas.
Que viva sobriamente mi ser seguidor tuyo.
Que nada me atrape el corazón tanto
que me impida amar sin condiciones,
compartir sin rencor
y regalar lo que tengo y lo que soy a manos llenas.

Señor, ¡tengo tanto de todo!
¡Me sobra tanto de todo lo que tengo!
Me gustaría que me ayudaras a vivir en camino,
con esas sandalias, ese bastón y nada más.
Que me enseñes a descubrir el valor de lo importante,
que mi riqueza seas tú y todo lo demás
quede siempre por debajo y para servir.

Señor, hazme pobre de no tener la necesidad de tener.
Envíame sin necesidad de tener de todo,
de que todo esté asegurado, controlado y a buen recaudo.
Nos necesitas libres.
Nos necesitas con las manos vacías para poder ser tus manos.
Vacía nuestro corazón de cosas
y del deseo de tenerlas para que podamos llenarlo de ti,
única riqueza que no se gasta,
que no disminuye al compartirla
y que además no se compra,
sólo se recibe gratuitamente por puro amor.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias