16 de enero: “El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado” (Mc 2,23-28)

Señor Jesús,
de toda imposición,
de toda carga legalista impuesta a los demás o sobre mí mismo,
de toda extrema interpretación de la ley,
libérame.

Señor Jesús,
de toda hipocresía en el cumplir,
de ese llevar cuentas del error y del mal ajeno,
de ese rigorismo que deshumaniza
y acalla lo mejor de nosotros mismos,
libérame.

Señor Jesús,
que entienda que por encima de las personas
o a pesar de ellas no hay ley ninguna que justifique
nada de lo tuyo,
nada de lo del Reino, nada.
Libérame de todos esos “sábados”
que he heredado o que yo mismo me construyo
para conservar mi seguridad,
para salvaguardar mi integridad
y mi modo de pensar y hacer las cosas.
Libérame.

Señor Jesús,
que la ley, los mandamientos, las bienaventuranzas…
me ayuden a ser más como tú quieres que sea,
a pensar más en los demás, a entregarme más,
a compartir más… a ser más feliz.
Que no olvide nunca que el sábado se hizo para mí
y no yo para el sábado.
Así te lo pido.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias