21 de noviembre: “Zaqueo trataba de ver quién era Jesús” (Lc 19,1-10)

Bajitos de estatura interior,
inquietos, con demasiadas cosas y comodidades,
despiertos, curiosos, inquietos…
así somos también nosotros, como Zaqueo, Señor Jesús.

Dispuestos a lo que sea con tal de verte,
de escucharte, de sentir tu presencia cerca,
de dejarnos transformar por tu modo de proceder,
así somos también nosotros, como Zaqueo, Señor Jesús.

Sorprendidos por tu sensibilidad,
seducidos por tu paso, atrapados por tus gestos,
una vez más, bajamos de la higuera y te decimos que aquí estamos, Señor.
Cuenta con nosotros. Haz que demos y nos demos como tú.
Cógenos de la mano y muéstranos el camino.

Señor Jesús,
si has venido a buscar y a salvar lo que está perdido,
entretenido, despistado, cegado, herido, gastado… aquí nos tienes.
Llegue la salvación también a nuestra casa.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias