21 de septiembre – “Sígueme” (Mt 9,9-13)

Ahora que comienza la semana,
que el sol despierta para ti,
que infinidad de proyectos se abren ante ti, ¡Sígueme!

En tu día a día,
en la cotidianidad de la rutina,
en lo de siempre,
en lo de todos, ¡Sígueme!

Para sanar heridas,
para anunciar con alegría buenas noticias,
para aunar,
para crear fraternidad,
para mediar perdón y practicar la compasión
que dignifica al otro, ¡Sígueme!

En medio de tu familia,
en el trabajo,
en tu compromiso por la justicia,
en tu grupo de amigos,
en tu comunidad,
en la calle, ¡Sígueme!

Para dar esperanza a quien la necesite,
para tapar las grietas de los que se han roto,
para ilusionar al triste,
para consolar al abatido,
para acoger y acariciar al que vive con pánico,
para hablar de mí al que aún no me conoce,
para abrazar al que necesita calor, ¡Sígueme!

¡Sígueme! Hoy, mañana y siempre.
¡Sígueme! Te estoy esperando.
¡Sígueme! Estaré contigo toda la vida. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias