22 de junio: “Cuando recéis, no uséis muchas palabras, rezad así: “Padre nuestro…” (Mt 6,7-15)


 
Señor Jesús,
con esta oración cerramos este curso académico.
Reconocemos que te hemos dirigido
muchas palabras durante el curso,
te hemos pedido muchas cosas,
te hemos agradecido otras,
te hemos encomendado todas nuestras iniciativas,
te hemos confiado el crecimiento
de nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra caridad.

Por eso ahora que cerramos el curso,
queremos simplemente decirte GRACIAS, Señor Jesús.

Gracias por ese Padre que es nuestro, de muchos, de todos.
Gracias por estar en el cielo,
ese cielo que nos cubre,
nos permite respirar e imaginar el horizonte.
Gracias porque su nombre nos ampara,
nos apadrina, nos dignifica.
Gracias porque el reino está entre nosotros,
no deja de venir, no deja de ser realidad
en lo mejor que nos pasa.
Gracias por mostrarnos cada mañana tu voluntad
y por acompañar nuestros pasos para ser fieles a la misma.
Gracias por el pan, el vino y la mesa compartida de cada día.
Gracias por tu misericordia
que acoge, restituye y perdona nuestras faltas y debilidades.
Gracias por permitirnos ser abrazo,
escucha y perdón para aquellos que nos rodean.
Gracias por ayudarnos a discernir
y por no dejarnos caer en las tentaciones continuas
que encontramos por el camino.
Gracias por librarnos de todo mal,
de toda violencia, de toda ruptura.
Señor Jesús, por todo, por tanto… GRACIAS.
Así sea

Con esta oración cerramos este espacio hasta el 1 de septiembre. Que el Señor acompañe nuestro descanso, nuestros compromisos estivales, nuestras merecidas vacaciones. Gracias por tanta fidelidad cada mañana. Seguimos unidos en la oración universal cada jornada. Un fuerte abrazo, Oscar Alonso

oscar.alonso © oracionesdiarias

Documentos