22 de mayo – “El que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante” (Jn 15, 1-8)


Señor,
quiero permanecer en ti,
quiero serte fiel,
quiero dejarme hacer por ti,
quiero vivir según tu proyecto,
quiero reconocerme enraizado en ti,
quiero hacer tu voluntad,
quiero tenerte siempre cerca, presente, acompañante,
quiero vivir desde tu alegría,
quiero ser servicial,
quiero ser feliz y hacer felices a los demás,
quiero aprovechar el tiempo y las oportunidades,
quiero ser sencillo,
quiero querer queriéndote,
quiero ser sanado y sanar,
quiero ser tu amigo,
quiero aprender a orar y orar sin desfallecer,
quiero vivir en paz y ser instrumento de paz,
quiero dar frutos,
quiero permanecer en ti.

Señor,
haz que la savia que nos hace tuyos
recorra mi vida, mi ser, mi sentir y mi hacer.
Haz que me sienta sarmiento tuyo
y que permanezca en ti
y así se cumpla tu palabra
y mi vida sea y dé fruto abundante. Que así sea.

oscar.alonso©oracionesdiarias