24 de abril – “El que come este pan vivirá para siempre” (Jn 6,52-59)

Señor, alimento, aire, razón, sentido, horizonte y vida nuestra, en esta mañana te pedimos:

– Por los nadies
– Por los que siguen pasando hambre
– Por los que huyen de la violencia y la destrucción de sus pueblos
– Por los que viven bajo el yugo devastador de la guerra
– Por los que lo han perdido todo por fiarse de otros
– Por los que no tienen, ni encuentran un trabajo digno
– Por los que mueren por defender la justicia y el bien
– Por los que trabajan por la paz
– Por los que arriesgan su propia vida por la vida de los otros
– Por los que jamás miran el reloj si se trata de echar una mano
– Por los que escuchan sin prisas y hablan sin necesidad de escucharse
– Por los que acompañan personas y procesos
– Por los que no saben de ti pero de ti habla su vida y sus obras
– Por los que creemos en ti y nos gustaría ser más auténticos
– Por todos los hombres y mujeres de bien
– Por tanta gente anónima que hace que este mundo sea más habitable
– Por los gobernantes justos
– Por los buenos maestros y por los maestros que buscan serlo
– Por todas las personas cuya vida se ha convertido en servicio para los otros
– Por los que comemos de tu pan
– Por los que creemos en ti y en ti ponemos todas nuestras esperanzas
– Por los que viven esperando tiempos mejores
– Por los que trasmiten alegría y practican el sentido del humor
– Por los que sanan con sus manos y con su presencia
– Por los que rezan por los demás
– Por los que necesitamos seguir creyendo que otro mundo es posible.

Por todos ellos, por nosotros mismos, te pedimos hoy, Señor. Sé tú nuestro alimento, nuestro aire, nuestra razón, nuestro sentido, nuestro horizonte y nuestra vida. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias