24 de septiembre – “Y tenía ganas de ver a Jesús” (Lc 9,7-9)

Dios de los encuentros,
de la cercanía y la intimidad,
también yo tengo ganas de ver a Jesús.
También yo quisiera hoy poder encontrarle en el hermano,
en el amigo, en el día que nos regalas,
en las tareas que me encomienden,
en lo que tengas preparado para mí.

Dios de los amigos y la mesa compartida,
también nosotros tenemos ganas de ver a Jesús en la Palabra,
en los gestos, en los sacramentos cotidianos,
en los detalles insignificantes
preñados de cariño y de ternura.

Dios de todos y en todos de los más menos,
también nosotros tenemos ganas de ver a Jesús
en aquellos a los que nadie mira,
en aquellos que andan buscando un lugar en el mundo
en el que poder vivir en paz,
en aquellos que buscan trabajo
y en aquellos a los que la vida
les está resultando muy cuesta arriba.

Dios, Padre nuestro,
haz que Jesús se cruce hoy en nuestra vida.
Capacítanos para verle y gustar de su presencia y amistad. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias