25 de abril – “A los que crean… impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos” (Mc 16,15-20)

Señor, ¡hay tantos enfermos que necesitan ser sanados!
Cada día
me entero de que alguien conocido o conocido por alguien
está enfermo,
le han descubierto algo,
está ya en un proceso aparentemente sin retorno
o no sale de una cuando le viene la siguiente,
y pocas veces me acuerdo de tus palabras,
de tu promesa de que si creo en ti
puedo imponer las manos a los enfermos
y hacer que queden sanos,
¿será que me falta fe?
¿Será que para esto no creo que me sirvas?
¿Será que me supera tanto dolor,
tanta mala noticia, tanta enfermedad
tan devastadora y tan deshumanizadora?

Señor, ¡hay tantos enfermos que necesitan ser sanados!
Cada día me pregunto por qué el cáncer,
por qué los infartos,
por qué los niños que nacen ya con graves patologías,
por qué los ancianos con esos procesos tan agonizantes,
por qué tantos niños, jóvenes y adultos con tantas enfermedades raras, ¿por qué?

Tu promesa me gusta
pero me veo tan superado por algunas situaciones
que olvido con facilidad que si creo todo lo puedo,
que si creemos tenemos poder de sanar enfermos…
… por eso hoy te pedimos fe para creer,
fe para confiar en que tú puedes curar,
que tú puedes acompañar nuestro dolor,
nuestras heridas, nuestras enfermedades y dolencias.
Que pueda y me atreva a imponer las manos a los enfermos
y estos queden sanos por tu acción,
por la efusión de tu Espíritu, por el poder de tu resurrección. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias