25 de febrero – “Cuando sea juzgada esta generación…” (Lc 11,29-32)

Señor, ¿de verdad habrá un juicio?
¿De verdad tendremos que rendir cuentas algún día
de cuanto hicimos y no hicimos en nuestra vida?
¿Será como los juicios de aquí abajo,
que desde que inician hasta que terminan
puede pasar media vida
o será un juicio rápido de esos que se llevan ahora?
Y en caso de haber juicio,
¿quién nos defenderá?
¿Qué nos condenará y qué nos absolverá?

Señor, cuando sea juzgada esta generación nuestra
tendremos que explicar
por qué tantos pobres,
por qué tanta desigualdad,
por qué tanta injusticia,
por qué tanta indiferencia,
por qué tanta insatisfacción,
por qué tanto bienestar a costa de tantos,
por qué tanta dureza de corazón,
por qué tantos silencios,
por qué tanta superficialidad,
por qué tanta tristeza, dolor y tantas guerras,
por qué tanto deseo de ganar, de poder, de ser siempre los primeros,
por qué nos empeñamos en ser sin ti
o en usarte en la medida de nuestras necesidades y situaciones,
por qué ese deseo nuestro de ser dioses
sabiendo que somos seres humanos
con fecha de caducidad, regalados y vulnerables.

Señor, te pido que me des la capacidad necesaria
para hacer mi propia revisión de vida,
para examinar mi corazón y ver si en el juicio del amor
lograré que me encuentres como uno de los tuyos
y no alguien siempre perdido en sus historias y en sus problemas
en vez de siempre dispuesto al servicio de los otros. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias