26 de mayo – “¿Qué quieres que haga por ti?” (Mc 10,46-52)

Señor Jesús,
preguntas hay muchas,
las tuyas despiertan,
espabilan, devuelven a la vida,
nos llenan de expectativas,
nos abren tantas posibilidades…

Señor Jesús,
hoy te imagino a mi lado,
mirándome a los ojos,
con tu ternura habitual,
con tu gesto acogedor
y tus manos dispuestas a ponerme en pie,
diciéndome: ¿Qué quieres que haga por ti?
Y la verdad es que necesitaré un buen rato
para compartir contigo
todo cuanto creo necesitar.

Señor Jesús,
entre esas necesidades,
necesito ser más humilde,
necesito amar más,
necesito ser más justo,
necesito servir más a los hermanos,
necesito hablar menos y actuar más,
necesito sentirme bienaventurado,
necesito ser más misericorde,
necesito escuchar más,
necesito orar más,
necesito ser más transparente,
necesito tratar a todos como se merecen,
necesito dejar que seas tú el motor de mi vida,
necesito paz y vida interior.

Señor Jesús,
seguro que tu lista es más extensa que la mía,
más intensa seguramente.
Haz de mí lo que tú quieras.
Un día más aquí me tienes
cautivado por tus preguntas
y dispuesto a seguirte.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias