26 de noviembre – “Yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro” (Lc 21,12-19)

Señor, cuando no sepa qué decir,
dame tú palabras y sabiduría.
Señor, cuando no encuentre la palabra adecuada
en el momento justo,
dame tú palabras y sabiduría.
Señor, cuando el silencio me invada y no logre articular tu Palabra,
dame tú palabras y sabiduría.

Señor, cuando veas que me desvío de mi camino,
cuando sientas que puedo dar más de mí,
cuando notes que pierdo el tiempo
o que dedico demasiado de él a discutir con mis adversarios,
dame tú palabras y sabiduría.

Señor, cuando me veas perdido,
agobiado por el trabajo,
tenso por las circunstancias que no logro controlar,
agotado por querer llegar a todo y sentir que no llego bien a nada,
centrado sólo en mis cosas o descentrado por las cosas de otros,
dame tú palabras y sabiduría.

Señor, cuando me veas entregado,
fiel, contento, feliz, comprometido, justo, libre,
responsable y apasionado,
entonces serán tus palabras y sabiduría
las que estarán sustentando todo cuanto soy, creo y vivo.

Señor, dame tú palabras y sabiduría. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias