26 de octubre – “Mujer, quedas libre de tu enfermedad. Le impuso las manos y se puso derecha” (Lc 13,10-17)

Señor Jesús,
fija tus ojos en mí.
Ando encorvado por mis torpezas, por mis errores,
por mi falta de humildad.
Ando siempre mirando hacia abajo,
no me atrevo ni puedo ya levantar la vista.

Señor Jesús,
si pasas hoy a mi lado, fíjate en mí.
Libérame de la enfermedad del egoísmo,
de la censura, de la amargura,
de la envidia, de tener siempre razón,
de creerme más que los demás,
de tener que estar siempre perfecto,
de no equivocarme nunca,
de tener todo y siempre bajo control,
de mis faltas de cariño,
de servicio y de autenticidad.

Señor Jesús,
imponme las manos y ponme derecho.
Haz que vuelva a mirar a los ojos,
haz que pueda mirar a lo alto,
haz que te siga por el camino de la vida
sanado de mis miserias y mis pobrezas.
Te lo pido Señor Jesús. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias