4 de mayo: “Yo os he elegido para que vayáis, deis fruto y vuestro fruto permanezca” (Jn 15,12-17)

Señor Jesús, ¡qué más podemos pedir!
No sólo nos llamas amigos sino que además
una vez más nos recuerdas que eres tú el que nos eliges,
pero no como un privilegio ni para quedarnos contentos
con nosotros mismos sino para salir al mundo,
para vivir la vida, para entregarla en cada instante,
con cada gesto, con cada encuentro, en cada acontecimiento.

Señor Jesús, pero no sólo nos eliges para ir
sino que además nos recuerdas que nos envías al mundo para dar fruto,
para poner en juego los propios talentos,
para transformar la realidad, para mejorar la vida de tantos…
pero no solo: también nos dices hoy que estarás
con nosotros siempre para que nuestros frutos permanezcan.

Señor Jesús, compañero y acompañante:
hoy te pedimos tu presencia, tu estar junto a nosotros,
tu ternura y tu misericordia entrañables.
Elígenos, envíanos y haz que demos frutos que dejen huella.
Que pasemos por esta tierra haciendo el bien.

Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias