3 de mayo: “Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia” (Jn 14,6-14)

Eso queremos poder decir también nosotros, Señor Jesús.
Que todo cuanto hablemos
lo hagamos en tu nombre y no por cuenta propia.

Por eso en este nuevo día
te pedimos que nos hagas más dóciles a tu voz,
que esponjes nuestro corazón y lo hagas disponible,
que nuestras palabras las pongas tú en nuestra boca,
que nuestros gestos los inspires tú…
que todo nuestro día sea una nueva oportunidad
para hablar de ti y para ser tus testigos
en medio del mundo.

Señor Jesús,
danos la fe y la humildad necesarias
para poder ser buena nueva en medio de nuestras casas,
de nuestros trabajos y comunidades,
en medio de las periferias y en el corazón de nuestras ciudades.
Que escuchándonos te encuentren,
que escuchándonos te vean.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias