27 de febrero – “Tened sal en vosotros y vivid en paz unos con otros” (Mc 9,41-50)

Señor,
quiero ser sal,
salar a mi paso todo cuanto descubro apagado,
gris, triste, desalentado, soso.

Quiero ser sal y dar sabor a la vida,
a las decisiones,
a las acciones,
a las aventuras
y a todos los proyectos en los que quiero estar y darme.

Quiero ser sal y curar con ella
las heridas, las gritas de la gente,
los dolores del corazón de tantos,
las angustias que enferman
y que nos someten a nuestra más débil condición
de seres humanos finitos y vulnerables.

Quiero ser sal
y vivir en paz conmigo mismo y con todos.
Que a la fiesta dé ambiente,
al baile ritmo,
al humor sentido,
al compartir espacio,
al encuentro personal valía,
al grupo importancia,
a la convivencia clima,
al evangelio centralidad y realismo.

Señor,
quiero ser sal y salar.
Salar y dar sentido.
Dar sentido y vivir gozoso
y en paz con los otros.

oscar.alonso©oracionesdiarias