27 de noviembre: “Levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación” (Lc 21,20-28)

Señor,
de las cadenas que nos oprimen, libéranos;
de las ideas que nos envenenan por dentro, libéranos;
del murmullo sobre lo que los demás son, parecen y hacen, libéranos;
de las miradas que parece que perdonan la vida, libéranos;
de los juicios de valor, de las afirmaciones sin fundamento,
de las opiniones destructivas, libéranos;
de las injusticias de cada día, libéranos;
de la cobardía a la hora de defender al más débil, libéranos;
de la indiferencia que acaba haciendo del prójimo pobre
un problema menor, libéranos;
del sistema que encumbra a los más egoístas y violentos,
y rechaza a los más sencillos y serviciales, libéranos;
del mercado que excluye a la inmensa mayoría
en beneficio de unos pocos, libéranos;
de la distribución de la riqueza que hace
que tres cuartas partes de la humanidad viva empobrecida, libéranos;
del mal uso de los recursos del planeta, libéranos;
de la falta de justicia, de educación, de derechos, libéranos;
de la explotación de los otros, libéranos;
de las actitudes engañosas, hipócritas y farisaicas, libéranos.
 
Señor, si se acerca nuestra liberación,
libéranos de todo aquello que resta,
destruye, divide, mata, miente, indigna,
escandaliza, hace daño, empobrece y olvida.
 
Señor, que levante la cabeza
porque sé que vas conmigo,
porque sé que tú nunca fallas. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias