29 de junio: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” (Mt 16, 13-19)

Señor Jesús,
tú para nosotros eres el hermano cariñoso,
el amigo oportuno,
el vecino siempre dispuesto a la ayuda
y ese familiar siempre preocupado de que todo vaya bien
y de que no falte nada el día de la fiesta.

Señor Jesús,
tú para nosotros eres el prójimo cercano
que a veces ni conocemos,
pero que está ahí esperando de nosotros una mirada,
un gesto, una palabra… una vida dispuesta a echar una mano,
pero también eres el prójimo lejano,
aquel que nos muestran los reportajes y las campañas,
aquel cuya vida va a la deriva en medio del mar embravecido,
aquel que nos exige a cada uno, en conciencia,
levantarnos, luchar, defender
y comprometernos con la justicia global de los últimos.

Señor Jesús,
tú eres para nosotros el principio y el fin,
el motivo, la razón, la fuente, el sentido,
la posibilidad, la dignidad, el compromiso, la liberación;
nuestra causa, nuestra profecía,
nuestra vida y nuestra resurrección.
Tú eres el Señor de la historia,
el Señor de mi historia,
el Señor de nuestra vida.
Te pedimos que sepamos reconocerte en cada persona,
en cada acontecimiento, en cada cosa.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias