28 de abril – “Te lo aseguro, el que no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios” (Jn 3,1-8)

Señor, ¿nacer de nuevo?
¿Y nacer de nuevo para ver el reino de Dios?
¿Y volver a pasar por todo lo que ya he pasado?
¿Y volver a aprender todo lo aprendido?
¿Y volver a comenzar a caminar y a hablar?
¿Y volver a ir a la guardería, al colegio, a la universidad?
¿Y volver a buscar mi primer trabajo?
¿Y volver a sufrir tanto como sufrí por conseguir algunas cosas?
¿Acaso eso es nacer de nuevo?

Señor,
me gustaría nacer de nuevo
y así poder contemplar el reino de Dios.
Sé que nacer de nuevo no es ir atrás en el tiempo,
no es intentar borrar para volver a escribir,
no es deshacer la historia, mi historia,
y deconstruirme.

Señor,
nacer de nuevo es saberme en tus manos,
fiarme de tu Palabra,
estar dispuesto a que tu voluntad sea también la mía,
convertirme de corazón,
ampliar mi mirada,
ser consecuente con tu proyecto de vida,
aprovechar la oportunidad de volver a empezar
cada vez que caigo, que me debilito o que bajo la guardia…

Señor,
como a Nicodemo,
hazme disponible para que tu Espíritu,
que sopla donde quiere,
me encuentre dispuesto a nacer de nuevo,
a enamorarme de nuevo, a vivir de nuevo,
a ser de nuevo… en ti. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias