28 de febrero de 2017: “No hay nadie que lo haya dejado todo por mí y por el Evangelio que no reciba ahora cien veces más” (Mc 10,28-31)

Guau!!! Señor Jesús.
Qué gusto levantarse, ponerse en tu presencia
y encontrarse con el evangelio de hoy.
¡Qué bocanada de alegría,
de entusiasmo, de sentir que vas en serio,
que lo tuyo con nosotros es de verdad,
que seguirte merece la pena!

Señor Jesús,
hoy tu palabra nos recuerda que quien te sigue
y lo deja todo por ti lo recibe todo multiplicado por cien.
Que quien se fía de ti nada tiene ya que temer.
Que quien confía en tu promesa ve cumplidas todas las expectativas.
Que quien se desprende de sí mismo,
se encuentra en, con y para los hermanos.

Señor Jesús,
sólo me asaltan algunas preguntas:
y si es así, ¿cómo es que no todos te siguen?
¿Cómo es que a nuestro mundo
le llama tanto la tentación el tener, el poseer,
el acumular, la inmediatez de las recompensas
que a penas duran unos segundos?
El evangelio de hoy es un regalo y una exhortación:
dejarlo todo, comprometeros con este proyecto
e invitad a todos los demás a descubrir
el proyecto de Dios para con la humanidad.

Señor Jesús,
gracias por este don y esta tarea.
Aquí nos tienes una mañana más, dispuestos.
Haz que lo dejemos todo, no casi todo, sino todo por ti.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias