29 de noviembre: “Venid y seguidme… inmediatamente lo dejaron todo y lo siguieron” (Mt 4,18-22)

Señor Jesús,
me has llamado y me llamas cada mañana.
Y como en otras ocasiones te digo: aquí me tienes.

Aquí me tienes
dispuesto a ser hoy tus manos, tu mirada, tus pies, tu corazón.
Aquí me tienes
comprometido con todo aquello que creas
que yo puedo dignificar, enderezar y humanizar.
Aquí me tienes
despierto, preparado con lo que soy y tengo,
encantado de que cuentes entre los tuyos para todos.
Aquí me tienes,
llámame hoy, sácame de mi zona de confort
y de aquello que controlo y lánzame a pescar en nuevas aguas.
Aquí me tienes.
Enséñame a dejarlo todo
para poder seguirte sin ataduras ni condicionamientos.
Aquí me tienes.
Sea lo que tú quieras.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias