28 de octubre – “Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles” (Lc 6,12-19)

Señor, se hace de día.
Se hace de día y tú aprovechas para salirnos al encuentro,
para llamarnos, escogernos
y nombrarnos enviados tuyos.

Señor, un día más me quieres a tu lado,
me susurras al oído que salga a la calle
y sin miedo diga con mis palabras
pero sobre todo con mis obras
que tú eres un Dios diferente,
que no quieres sacrificios ni ofrendas,
sino gente entregada, comprometida y feliz.

Señor, un día más me comprometes en tu causa
y yo me dejo comprometer,
me envías a dar razones de vida y esperanza a todos,
de modo especial a aquellos que ya nada esperan.

Señor, ahora que ya es de día,
llámame, escógeme, envíame.
Estoy dispuesto a ser lo que me pidas,
a hacer lo que tu voluntad me inspire
y a servir allí donde tú me envíes.

Señor, envíame, apóstol tuyo soy. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias