29 de abril – “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré” (Mt 11, 25-30)

Pues sí, Señor,
así está muchos de nuestros hermanos:
cansados, agobiados,
sin trabajo,
sin oportunidades,
sin justicia,
sin luz,
sin caridad,
sin razones para la esperanza,
sin motivos para la alegría,
sin fe,
sin ayudas,
sin papeles,
sin techo que les cobije,
sin algo que comer,
sin estudios,
sin calor,
sin comprensión,
sin escucha,
sin compasión,
sin misericordia… sin dignidad.

Que yo sea capaz
de conducirles a ti para que tú
les alivies, les acojas, les liberes, les salves.
Y mientras, Señor,
hazme a mí atento a sus cansancios y agobios,
disponible para descargarles de todo aquello
que les duele y les pesa,
les entristece y les maltrata. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias