29 de marzo – «¡Maestro!» (Jn 20,11-18)

Es Pascua,
dejémonos sorprender por Jesús
que sale a nuestro encuentro.

Es Pascua,
celebremos que Dios apuesta de nuevo por nosotros,
por la vida, la esperanza y la resurrección
de todo cuanto amenaza ruina,
destrucción y muerte.

Es Pascua, tengamos los ojos fijos en el Maestro,
en aquel que nos precede y nos enseña
el camino del Reino,
el camino de la felicidad sin límites.

Es Pascua,
celebremos unidos que así nos quiere Dios,
comunitarios, fraternos, serviciales,
solidarios y comprometidos por la justicia.

Es Pascua,
celebremos que Dios resucita a su Hijo,
que el Señor Jesús cumple sus promesas,
que es posible vivir felices
siendo buenos y justos,
hermanos y pacíficos.

Es Pascua, vive Jesús, el Señor.
Que viva en nuestros gestos,
palabras, acciones y milagros cotidianos.

Vivamos como resucitados:
alegres y festivos, misericordiosos,
testigos y profetas de la VIDA.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias