29 de septiembre 2016: “¿De qué me conoces?” (Jn 1,47-51)

Señor, Dios nuestro,
a veces también yo me pregunto
de qué me conoces,
qué tienes tú que ver conmigo,
qué tengo yo que ver contigo.

Y, sabes, dejando a un lado mis dudas,
mis preguntas, mis inconsistencias y simpleces,
no me cuesta nada recordar y responder
que me conoces desde siempre,
que me elegiste antes de estar
y me enviaste por puro amor.

Señor, Dios nuestro,
un día más me presento ante ti
y te digo aquí me tienes.
Conóceme y haz que yo te conozca cada vez más.
Te deseo un feliz día.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias