3 de junio – “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré” (Mt 11,25-30)

Señor Jesús, a ti vamos, a tu corazón cariñoso y colmado de ternura, a tus brazos siempre dispuestos a la acogida y al abrazo que restituye dignidades.

Señor Jesús, a ti vamos con nuestros cansancios, con nuestros agobios, con nuestras cargas, con nuestra necesidad de descansar, de retomar fuerzas, de volver a comenzar siempre.

Señor Jesús, a ti vamos confiados en tu misericordia, sabedores de que sólo en ti encontramos descanso y plenitud. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias