30 de marzo de 2017: “¡No queréis venir a mí para tener vida!” (Jn 5,31-47)

Señor Jesús,
ya nos conoces,
¿qué te vamos a decir que no sepas de nosotros,
de nuestros pensamientos,
de nuestros desiertos y oasis,
de nuestras capacidades y talentos,
de nuestras pobrezas y nuestras grietas?
Claro que queremos ir hacia ti para tener vida, pero…

… nos puede la rutina conocida,
nos acobarda ir contracorriente,
nos desestabiliza la libertad con la que tú te movías y hablabas,
nos entristece tanta injusticia hasta paralizarnos,
nos enmudecen los slogans de otros,
nos arrinconan nuestras propias elecciones y opciones,
nos empobrece la indiferencia con la que miramos
o dejamos de mirar el estado en el que está nuestro mundo,
nos acomoda tanto estar bien y sin problemas…

Señor Jesús,
todo esto ya sabes que nos pasa.
Conoces bien nuestras energías y nuestras parálisis,
nuestros grandes deseos y principios,
y la realidad que luego tenemos y mantenemos.
Hoy te decimos que queremos ir hacia ti
para tener vida,
para vivir con hondura y profundidad,
para vivir a tu manera,
según tu modo de proceder.
Hazlo posible,
desinstálanos,
ponnos en camino.
Así sea

 

oscar.alonso © oracionesdiarias