30 de mayo – “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular” (Mc 12,1-12)

Jesús, piedra angular,
centro de mi vida,
mi Dios y Señor,
motivo de mis motivos,
esperanza de mis esperanzas,
salvación de lo insalvable,
un día más me presente ante ti
para que me tengas entre aquellos
que siguen queriendo ser como tú,
para que sigas eligiéndome
para trabajar en esa viña tuya,
para que cuentes conmigo.

Jesús, rechazado por tantos,
porque cuando hablas de igualdad, molestas;
porque cuando hablas de justicia, molestas;
porque cuando hablas de ricos y pobres, molestas;
porque cuando hablas de Dios, molestas;
porque cuando hablas de la mujer, molestas;
porque cuando hablas de los últimos como bienaventurados, molestas…
ahora, sin embargo,
eres la piedra angular,
esa sin la cual no se puede construir nada,
esa que es fundamento de todo lo demás.

Jesús, piedra angular,
construye mi vida,
hazte presente en el día de hoy,
sé motivo de alegría y de serenidad
en este día.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias