4 de mayo de 2017: “Yo soy el pan de la vida” (Jn 6,44-51)

Señor Jesús,
conoces bien nuestras hambres y nuestras hambrunas,
sabes bien que a menudo picoteamos
intentando saciar nuestra hambre
donde no estás tú y siempre quedamos insatisfechos.

Hoy tu Palabra nos recuerda
que tú eres el pan de la vida,
Aquel que puede saciar toda hambre,
Aquel que hace que no queramos comer
ya otro pan que no seas tú.

Por eso hoy, Señor Jesús,
te pedimos que nos salgas al encuentro,
que te hagas el encontradizo,
que nos des de ti, de tu pan,
ese pan que es el pan de la vida.
Que escuchemos tu palabra, que la meditemos
y salgamos a la vida sintonizados contigo.
Que asistamos a la eucaristía
y vivamos con profundidad el misterio
de tu amor incondicional por nosotros
y ese milagro en el que te escondes en un pedazo de pan.

Señor Jesús,
daños a probar tu pan de vida.
Sacia todas nuestras ganas de vivir,
de servir y de amar.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias