6 de septiembre: “Maestro, no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes” (Lc 5,1–11)

Señor Jesús,
¡cuantas veces nos sentimos así!
Creemos que a pesar de nuestros esfuerzos,
a pesar de nuestra disponibilidad,
de nuestras buenas intenciones,
a pesar de poner toda la carne en el asador y dejarnos la piel,
resulta que las cosas no salen como queremos,
no recogemos nada… y nos desanimamos.
Y nos entristecemos.
Y nuestra pasión se debilita y todas nuestras acciones parecen estériles.

Y entonces, Señor Jesús, apareces tú.
Apareces de muchos modos:
tu Palabra, una mano amiga,
un acontecimiento inesperado, un milagro cotidiano…
y nos dices que volvamos a empezar,
que volvamos a intentarlo.
Que tú estás junto a nosotros,
que habitas en nosotros.

Te pedimos que nos hagas hombres y mujeres fiados de tu Palabra,
confiados en tu presencia,
convencidos de que en ti todo es posible.

Señor Jesús,
te necesitamos en nuestro día a día.
Por tu Palabra hoy echaremos de nuevo las redes
donde tú nos pidas.
Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias