5 de septiembre: “Levantándose en seguida, se puso a servirles” (Lc 4,38-44)

Señor Jesús,
serviciales, atentos a los otros,
dedicados a los demás, por puro amor,
gratuitamente, con vocación de servicio, así nos quieres.
Señor Jesús,
cómplices en hacer el bien,
desgastados en hacer bien el bien,
alegres de sentir que la vida se tiene si se regala,
plenos al sabernos útiles en lo inútil,
realizados al dar vida en abundancia allí donde a veces parece amenazada.

Señor Jesús,
haznos hombres y mujeres serviciales.
Atentos a todo cuanto acontece a nuestro alrededor,
especialmente sensibles y volcados con los menos servidos,
felices en el darnos, alegres en el servicio.
Acompaña nuestra vocación de servicio.

Así te lo pedimos.
Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC
oscar.alonso©oracionesdiarias