5 de junio – “La gente, que era mucha, disfrutaba escuchándolo” (Mc 12,35-37)

Señor, haz que disfrute escuchándote.
Que tu Palabra me hable al corazón
y que mi corazón sea receptivo a lo que me dice.
Que tus palabras sean luz para mis pasos,
orientación para mi camino,
la brújula que me indique dónde está el Norte,
el gps que me señale la ruta más adecuada.

Señor, haz que disfrute escuchándote.
Que tus bienaventuranzas tengan en mí un fiel seguidor.
Que tu padrenuestro encuentre en mí un hijo risueño y fraterno.
Que tus mandamientos sean mi proyecto de vida.
Que tus parábolas despierten mi compromiso
y me ayuden a hablar de ti con sencillez.

Señor, haz que disfrute escuchándote.
Que mi vida se parezca cada vez más a la tuya.
Que mis opciones y acciones
sean cada vez más parecidas a las tuyas.
Que mi felicidad sea cada vez más fruto de ser más de ti,
por los otros,
al servicio de tu Reino. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias