5 de marzo – “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida” (Lc 16,19-31)

Señor, soy consciente de mis talentos y de mis miserias,
de mis luces y de mis sombras,
de mis alegrías y de mis tristezas,
de mis logros y de mis muchos proyectos a medio hacer,
de todo cuanto me sobra y de todo cuanto necesito,
de mis capacidades y también de mi poco arte para algunas cosas.

Señor, soy consciente
de que me queda mucho camino por hacer,
muchas cosas por vivir,
muchas tareas por llevar adelante,
muchas decisiones que tomar,
muchas experiencias por las que pasar,
muchas personas con las que relacionarme,
mucho discernimiento para saber
si tú eres mi principio y fundamento,
si tú eres la belleza de mi vida,
si tú eres la verdad de mi vida.

Por eso hoy, Señor,
te digo desde lo más profundo de mi corazón
¡Aquí me tienes! ¡Haz de mí lo que quieras!
¡Envíame! Dispuesto estoy para ser enviado
y ser en medio del mundo
un signo de tu luz y tu verdad. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias