5 de mayo – “La paz os dejo, mi paz os doy” (Jn 14,27-31a)

Señor, Dios de la paz,
de toda violencia, de toda injusticia,
de todo acto incoherente, de toda prepotencia,
de todo mal gesto, de toda actitud altanera,
de todo desprecio, de todo conflicto,
de toda maldad, de toda guerra
¡líbranos, Señor!

Señor, Dios de la paz,
de toda indiferencia, de toda mentira,
de toda corrupción, de toda arrogancia,
de toda vanagloria, de toda superficialidad,
de toda mediocridad, de toda envidia,
de toda apariencia, de todo murmureo,
de toda crítica destructiva, de toda etiqueta
¡líbranos, Señor!

Señor, Dios de la paz,
déjanos la paz, danos tu paz.
Paz que serene nuestro corazón
y nos prepare para acercarnos al hermano
y compartir con él esa paz que sólo viene de ti,
esa paz que habla de vida, de resurrección,
de renovadas oportunidades.
Haznos hombres y mujeres pacíficos y pacificadores.
Que también nosotros hoy digamos
a quienes nos encontremos, con nuestros gestos y acciones,
“La paz os dejo, mi paz os doy”. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias