5 de mayo – “… pero vuestra tristeza se convertirá en alegría” (Jn 16,16-20)

Señor Jesús,
como tus discípulos en otro tiempo,
tampoco nosotros entendemos del todo tus palabras.
Nos cuesta acoger en nuestra vida tus propuestas,
tus modos de hacer las cosas,
tus opciones, tus preferencias,
tu radicalidad, tu relación con el Padre…

Señor Jesús,
pero a pesar de nuestras reticencias y tentaciones,
de nuestras caídas y continuas retiradas,
nosotros sabemos que nuestra tristeza
se convertirá en alegría.
Que todo lo sombrío, lo incompleto,
lo feo de nuestra vida será convertido
por ti en algo luminoso, pleno y bello.

Señor Jesús,
qué tranquilidad saber que todo
lo que no somos nosotros capaces de curar,
de sanar, de pacificar, de entablar,
de convertir, de plenificar… tú sí eres capaz.

Señor Jesús,
que en el día de hoy la tristeza
se convierta en alegría
porque te llevamos con nosotros,
porque te pensamos,
te anunciamos y creemos en ti.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias