5 de septiembre – “Entró Jesús en la sinagoga a enseñar” (Lc 6,6-11)

Señor Jesús,
en esta nueva mañana que nos regalas
te vamos a pedir algunas cosas
que sabemos necesitamos:
al igual que tú
también nosotros queremos
estar siempre en tu presencia,
“entrar en el templo” para estar recogidos en ti,
para leerte, para escucharte,
para susurrarte al oído
que sin ti nuestra vida no sería.

Al igual que tú, Señor,
también nosotros te pedimos
que si alguien se acerca y nos dice que le sanemos,
que por tu Palabra, así lo hagamos.
Que seamos hombres y mujeres
compasivos y misericordes.

Al igual que tú, Señor,
también nosotros queremos ser libres
y tener claras las prioridades:
lo primero son las personas no las normas,
lo primero son los últimos,
lo primero es hacer el bien.

Señor Jesús,
en esta mañana te pedimos
que “entremos en la sinagoga a enseñar”
y contigo de la mano seamos capaces
de mostrar al mundo tu rostro,
tu modo de actuar, tus gestos,
tus manos, tu corazón… tu proyecto.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias