1 de abril:»Si permanecéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres» (Jn 8,31-42)

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos que habían creído en él:
«Si permanecéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres».
Le replicaron:
«Somos linaje de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”?».
Jesús les contestó:
«En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es esclavo. El esclavo no se queda en la casa para siempre, el hijo se queda para siempre. Y si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Ya sé que sois linaje de Abrahán; sin embargo, tratáis de matarme, porque mi palabra no cala en vosotros. Yo hablo de lo que he visto junto a mi Padre, pero vosotros hacéis lo que le habéis oído a vuestro padre».
Ellos replicaron:
«Nuestro padre es Abrahán».
Jesús les dijo:
«Si fuerais hijos de Abrahán, haríais lo que hizo Abrahán. Sin embargo, tratáis de matarme a mí, que os he hablado de la verdad que le escuché a Dios; y eso no lo hizo Abrahán. Vosotros hacéis lo que hace vuestro padre».
Le replicaron:
«Nosotros no somos hijos de prostitución; tenemos un solo padre: Dios».
Jesús les contestó:
«Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais, porque yo salí de Dios, y he venido. Pues no he venido por mi cuenta, sino que él me envió».

Oración

Señor Jesús, en este tiempo excepcional en el que estamos, parece que todo es susceptible de ser o no verdad. Nosotros, acostumbrados como estamos a vivir a toda prisa, sin cuestionarnos casi nada porque es lo que hay, ahora parece que la verdad nos golpea de otro modo y nos preocupa. ¿Cuál será la verdad de lo que está sucediendo?

Señor Jesús, tu Evangelio de hoy nos dice que para poder ser discípulos tuyos hay que permanecer en tu palabra: por eso en esta oración de hoy te pedimos que nos acerques a tu palabra, que nos enamores de ella y que la leamos para poder descubrir quién eres y cuál es tu modo de proceder.

Señor Jesús, es tu palabra la que nos muestra el camino, la que nos indica qué es y dónde está la verdad. Es en tu palabra donde descubrimos cuál es la verdad que nos hace libres. Danos la fe necesaria para creer en tu palabra. Danos una confianza en ti sin condiciones, sin exclusiones, sin medio verdades.

Señor Jesús, necesitamos descubrir la verdad que esconde tu Evangelio. Necesitamos tu verdad para ser y vivir libres y en libertad. Necesitamos descubrirte cada jornada para poder seguir fundamentado nuestra vida sobre la verdad. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC