3 de marzo: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras» (Mt 6,7-15)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis. Vosotros orad así:
“Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo,
danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal”.
Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, también os perdonará vuestro Padre celestial, pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas».

Señor Jesús,
hoy no voy a usar muchas palabras
en mi oración.
Quiero solamente presentarte algunas imágenes…
...sean ellas mi oración.

Unos abuelos acompañando
a sus nietos al colegio.
Unos padres levantando con cariño a sus hijos e hijas para ponerse en marcha.
Un barrendero poniendo las calles.
Una periodista narrando actualidad.

Un quiosquero dando los buenos días a todo el que pasa.
Un sacerdote preparándose para celebrar la eucaristía.
Un adolescente preparado para comerse el mundo.

Un maestro soñando con las clases que tendrá hoy.
Un parado que hoy renueva la esperanza.
Un médico que salvará vidas y consolará a los heridos.
Un conductor de transporte público que lleva tanta vida entre las manos.
Miles de personas atrapadas entre las alambradas de nuestra indiferencia y de nuestro sinsentido.

Una madre que se emocionará al recibir un ramo de flores de sus hijos.
Un padre que gozará al ver a los suyos sanos y unidos.
Unos hijos que siempre piensan en lo mejor para sus padres.
Unos hermanos que juntos son capaces
de lo mejor.

Una comunidad de religiosos que rezan juntos.
Un político que trabaja por el bien común.
Un panadero que amasa lo que luego será nuestro pan.
Uno como yo
que desde la humildad
ante ti renueva
su compromiso por seguirte
una mañana más.

Estas imágenes
son mi oración de hoy, Señor.
Acógelas. Así te lo pido.
Así sea

Óscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC