24 de enero: «A doce los hizo sus compañeros, para enviarlos a predicar, con poder para expulsar demonios» (Mc 3,13-19)

Señor Jesús, desde aquella elección ¡Cuántos nos hemos sentido llamados y enviados por ti! Desde entonces cuánto anuncio, cuántas sanaciones, cuánta denuncia, cuánta buena nueva, cuánta resurrección y vida.

Por eso hoy, Señor Jesús, nuestra oración quiere ser de gratitud, de agradecimiento por tanto bien recibido. En esta mañana te decimos:
– gracias por hacernos tus compañeros de camino
– gracias por ponernos en camino y enviarnos a ser luz del mundo
– gracias por acompañar nuestros pasos y estar presente siempre en nuestra vida
– gracias por darnos las razones, las herramientas y la valentía necesarias para denunciar la injusticia y la desigualdad
– gracias por tantas personas buenas que he conocido en esta misión
– gracias por seguir a mi lado, especialmente en los momentos difíciles, en los momentos de duda y cuando me faltan las fuerzas
– gracias por seguir contando conmigo cada mañana

Señor Jesús, fortalece mi fe, hazme despierto y solicito en la caridad, dame razones para la esperanza. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC