6 de junio – “Dichosos los pobres, los que lloran, los sufridos, los que tienen hambre y sed de la justicia, los misericordiosos” (Mt 5,1-12)

Señor Jesús,
dichosos son para ti
todos los que por algún motivo viven sobreviviendo,
malviven intentando no sucumbir
a la tentación de tirar la toalla,
los que no llegan a dar ni lo que tienen,
los que lloran, los que sufren por mil y un motivo,
los que creen profundamente
que la justicia saciará su hambre,
los que viven desde la misericordia.

Señor Jesús,
dichosos son para ti
los que tienen un corazón sin doblez, sin fisuras, limpio.
Los que trabajan para que haya más unidad,
más fraternidad, más paz.
Los que son perseguidos y acallados por defender
los derechos propios y ajenos.
Los que reciben todo tipo de insultos,
exclusiones y persecución por decir con la vida
que creen en ti.

Señor Jesús,
si estos son dichosos para ti,
¿dónde estoy yo? ¿A qué grupo pertenezco?
¿Estoy del lado de los dichosos o del otro lado?
Hazme también a mí dichoso y alegre.
Hazme discípulo y testigo tuyo.
Aquí me tienes un día más.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias