6 de mayo – “Yo soy el pan de la vida” (Jn 6,30-35)

Señor,
si tú eres el pan de la vida,
¿qué hago yo buscando saciar mis ansias,
mis hambres, mis deseos, mis necesidades,
mis sueños… en otros panes, en otros proyectos, en otras personas?

Señor,
si tú eres el pan de vida,
dame una mirada limpia para poder reconocerte
allí donde te revelas, para poder saber distinguirte
de otros panes llamativos pero insípidos,
aparentes pero que no llenan ni satisfacen profundamente el hambre.

Señor,
si tú eres el pan de vida,
dame manos que lo acojan,
que lo partan y compartan,
que lo desmiguen para que llegue a todos,
que haga que nos juntemos en torno a la mesa
y en torno a la mesa nos sintamos hermanos.

Señor,
si tú eres el pan de vida,
dame las palabras justas que hablen de ti,
de cómo sacias nuestras hambrunas,
de cómo en ti no pasaremos jamás hambre ni sed.

Señor, tú eres el pan de vida:
que en el día de hoy te haga presente
en mis acciones, pensamientos y gestos,
que te vea en los demás, que los demás te vean en mí
y que sigas siendo mi mejor alimento. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias