16 de marzo: “Él me ha enviado” (Jn 7,1-2.10.25-30)

Señor Jesús,
tú me has enviado.
Lo mejor de mi,
lo mejor de lo que anuncio,
lo mejor de lo que hago tiene que ver contigo.

Señor Jesús,
mis sueños más creativos,
mis revoluciones más comprometidas,
mis propuestas más arriesgadas,
mis gestos solidarios,
mis palabras de esperanza,
los milagros cotidianos…
todo tiene algo que ver contigo,
porque tú me has enviado.

Me has enviado, Señor,
y me he dejado enviar.
Un día más venzo a la comodidad y al conformismo,
al relativismo y al cansancio de toda la semana,
salgo a la calle y respiro profundamente las ganas de vivir,
el deseo de felicidad y la alegría de saberme enviado por ti.

Señor Jesús,
elegido, enviado y acompañado por ti.
Así comienza la jornada.
Gracias, una vez más,
por estar en mi vida: acompaña mi jornada.
Así te lo pido.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias