8 de marzo: “Todo reino dividido contra sí mismo va a la ruina y cae casa sobre casa” (Lc 11, 14-23)

Señor Jesús,
como cada día tu Palabra ilumina nuestra jornada,
nos abre los ojos, la mente y el corazón,
pone palabras a nuestro silencio
y nos anima a la acción.
Hoy nuestra oración, siendo el día que es,
va por todas las mujeres del mundo.

Como dice el evangelio de hoy,
todo reino dividido contra sí mismo va a la ruina:
ese reino podría ser hoy la complementariedad entre mujeres y hombres,
creados a imagen y semejanza de un Dios
que al crearnos vio que lo que había hecho era muy bueno,
iguales en derechos y deberes,
complementarios en nuestras diferencias,
llamados a vivir juntos
y juntos vivir como hijas e hijos de Dios.

Señor Jesús,
hoy nos unimos a todas las mujeres,
de todos los tiempos, de todas las razas y culturas,
de toda lengua y nación, de toda religión y condición
y te pedimos que nos hagas descubrir,
respetar y potenciar siempre su lugar en el mundo.
Son una parte esencial de la humanidad.
Sin ellas, no seríamos.
Son una parte insustituible y preciosa de la Creación.

Señor Jesús,
todavía estamos lejos, en infinidad de realidades,
de reconocer su lugar en el mundo,
su valía, su aportación a la vida y al progreso,
su sensibilidad, su liderazgo, su creatividad
y su modo de soñar.
Hoy te presentamos a todas las mujeres de nuestras vidas.
Que hoy se cumpla ese grito de “por mí y por todas mis compañeras”
y que las bendigas y sigan siendo para todos
motivo de agradecimiento sin límites.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias