7 de abril – “El que cree en el Hijo posee la vida eterna” (Jn 3,31-36)

Señor Jesús,
en nuestras vidas ajadas por tantas roturas,
dolores, disgustos, preocupaciones,
incertidumbres, problemas cotidianos…
pensar en la vida eterna nos cuesta.
La vida que conocemos
¡nos cuesta tanto mantenerla en condiciones!
que pensar en otra vida y eterna, nos supera.

Señor Jesús,
pero si creer en ti nos concede el privilegio
de poder gozar algún día de esa vida sin final,
estamos en camino.
Nos tienes dispuestos.
Cuenta con nosotros.

Señor Jesús,
nuestra vida también está preñada
de buenas noticias,
de momentos inolvidables e impagables,
de sorpresas, de felicidad,
de ternura, de solidaridad,
de cariño, de familia, de amistades…
Ojalá la vida eterna sea disfrutar de todo ello
sin límites, sin fin, sin peros…

Señor Jesús,
vida nuestra,
vida y vida en abundancia.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias