7 de abril – “El que esté sin pecado que le tire la primera piedra” (Jn 8,1-11)

Señor,
cuando juzgo sin piedad,
cuando critico sin compasión,
cuando no reconozco a los otros como promesa,
cuando exijo sin contemplaciones,
cuando miro por encima del hombro,
cuando veo pero nunca tengo tiempo para mirar,
cuando oigo pero no escucho los gritos de los otros,
cuando pienso que no necesito a nadie para seguir adelante,
cuando no consigo pasar página,
cuando pido austeridad y sobriedad pero sólo para los otros,
cuando la culpa es siempre de los demás,
cuando la misericordia es sólo algo extraordinario,
cuando perdono pero no olvido,
cuando endurezco mi corazón hasta olvidar qué es ser compasivo,
cuando sólo valoro a los demás por lo que tienen y prometen,
cuando no reconozco mis propias faltas,
cuando siempre espero que sean los demás los que se comprometan,
cuando me considero libre de pecado…
…cuando ocurren estas cosas
soy como el que dilapida con sus piedras al que se equivoca y peca.

Cuando ocurren estas cosas
soy yo al que le recuerdas que si estoy sin pecado
tire la primera piedra.
Hazme sencillo, transparente y dispuesto
a tu misericordia y al perdón. Siempre. Así sea.

oscar.alonso©oracionesdiarias