7 de mayo – “Esta es la voluntad del que me ha enviado: que no se pierda nada de lo que me dio” (Jn 6, 35-40)

Padre Bueno,
si tu voluntad es que no se pierda nada ni nadie,
hoy te pedimos de corazón:

Por los que sufren,
por los más pobres,
por los que pasan hambre,
por los que viven en la calle,
Por los que pasan frío,
por los menos educados,
por los dictadores,

Por los que lo han perdido todo,
Por los violentos,
por los que odian,
por los enfermos,
por los abandonados,

Por los que nadie se acuerda de ellos,
por los que no tienen ni encuentran trabajo,
Por nuestra familia, por nuestros amigos,
por nuestros compañeros, por nuestros enemigos…

Por la Iglesia,
por los que lo dejan todo y te siguen,
por los profetas,
por los que acompañan,
por los que siembran paz,
por los que buscan la Verdad,
por los que luchan por la Justicia,

Por los humildes,
por los que dan vida gratuitamente,
por los que dan testimonio de fraternidad,
por los que proclaman Evangelio,
por nosotros, por nuestros sueños…

… y por todo aquello que necesita tu Luz y tu Salvación. Amén

oscar.alonso©oracionesdiarias