14 de junio: “Primero ve a reconciliarte con tu hermano y entonces vuelve a presentar tu ofrenda” (Mt 5, 20-26)

Señor Jesús, está claro:
no quieres ni partidarios, ni discípulos, ni seguidores
que no descubran tu rostro en el rostro de los otros,
en el rostro de los hermanos.
No quieres que nos encerremos en las normas y mandamientos
(que de estos tenemos para regalar)
sino que nos quieres comprometidos con los otros
que es en ellos donde estás presente.
No quieres gente cumplidora sino gente con coraje,
que dé la cara por los demás,
que sanen heridas,
que acompañen y que permanezcan junto a los otros.

Señor Jesús
¡cuántas veces llevamos nuestras ofrendas a tu altar
y olvidamos a los hermanos!
¡Cuántas veces creemos estar en paz contigo porque cumplimos,
pero estamos distanciados,
vivimos murmurando o ignorando conscientemente a los otros!
Tu Palabra es clara:
primero los hermanos,
después con ellos ir hacia ti nuevamente.

Señor Jesús,
haz que comprendamos que estás presente en toda vida humana,
que en todo estás y en todo podemos encontrarte.
Haz que dediquemos tiempo a restablecer,
sanar y cuidar nuestras relaciones,
nuestras familias, nuestras amistades.
Haz que nos reconciliemos con todo aquel
con el que tengamos algo que no está bien
y necesita diálogo, abrazo y bendición.
Así te lo pedimos.
Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias